¿Qué es la terapia craneosacral?





La terapia craneosacral considera que una de las manifestaciones básicas de la salud es un latido cefalorraquídeo correcto. De este pulso depende el buen estado del sistema nervioso y del resto de órganos y sistemas de nuestro cuerpo. Mediante manipulaciones suaves sobre la cabeza, el cuello y la columna se consigue regular este ritmo, alterado por diversas circunstancias con el objetivo de recuperar la salud.

Este tipo de tratamiento es tan suave y seguro que es apropiado para personas de todas las edades, desde ancianos hasta niños y bebés, así como durante el embarazo y postparto, después de una operación, un accidente o en condiciones de fragilidad.

Al tratarse de una terapia global de todo el cuerpo, puede ayudar a las personas con casi cualquier condición, incrementando su vitalidad y permitiendo utilizar sus propios recursos de autocuración.

El énfasis del trabajo radica en acompañar a la persona a restablecer su expresión de salud.

BENEFICIOS PARA EL BEBÉ


La terapia craneosacral puede beneficiar a cualquier bebé independientemente de cómo haya sido el parto, pero se recomienda especialmente en los siguientes casos:
  • Un parto difícil, demasiado largo o demasiado corto, un parto provocado, acelerado o detenido;
  • un parto con instrumentos (fórceps o vacuum);
  • un parto de cara o de nalgas;
  • un parto por cesárea, prevista o de urgencia;
  • un parto en presentación atravesada.
  • Vuelta de cordón alrededor del cuello
  • Encaje prolongado del cráneo en el canal del parto
  • Anestesia epidural u oxitocina.
Otras indicaciones de la terapia craneosacral serían las de aliviar:

  • Reflujo gastroesofágico: buches, cólicos, estreñimiento, gases, hipo persistente.
  • Tortícolis congénita.
  • Problemas para dormir
  • Irritabilidad,inquietud, agitación.
  • Diferencia de fuerza o movimiento entre los dos lados del cuerpo
  • Problemas intestinales o gástricos
  • Alteraciones en la forma del cráneo
  • Infecciones repetitivas, otitis,
  • Lagrimal obstruido.
  • Problemas para succionar